Cerca

Confinamiento: concentración o problema de sueño, ¿qué hacer?

Publicado la 06 abril 2020

Nuestros ritmos de vida se han alterado bastante desde que se declaró el confinamiento tras la epidemia de Covid-19. Como muchas veces nos quedamos estancados en casa, perdemos la rutina habitual, nos levantamos temprano, nos acostamos temprano para estar en forma, comemos en horarios más o menos fijos ... Y eso puede ser disruptivo a la hora de concentrarnos en tu trabajo, un examen en línea, etc.

Para evitar vivir completamente fuera de sintonía y lograr enfocar un mínimo cuando sea necesario durante el día, ¿qué podemos hacer bien?


Obviamente, se le podría decir que todo lo que necesita hacer es acostarse sabiamente a las 10:30 p.m. y levantarse a las 7:30 a.m. para ser productivo durante el día. Pero no nos vamos a mentir, sin la presión de tener que llegar a tiempo a la oficina o al colegio, no es tan fácil. Como tú, nos sentimos tentados a jugar videojuegos toda la noche o pasar el rato en Netflix hasta que hayamos agotado todas las temporadas de nuestra nueva serie (o desplazarnos interminablemente en las redes sociales, como la Bodypack Pinterest).  

Pero ya se ha dicho, lo ideal es apagar las pantallas una hora antes de acostarnos. Ya porque la luz azul no anima a conciliar el sueño, y porque conciliar el sueño tranquilo, es mejor evitar excitarse como una pulga antes de deslizarse bajo las sábanas. Así que haga todo lo posible por hacer un par de pequeñas cosas entre el momento en que apaga la pantalla y el momento en que se acuesta. Podría ser empacar tus cosas, planificar tu día para el día siguiente, vaciar el lavaplatos (bueno, eso no es muy divertido pero bueno) ...


Luego, incluso si suena doloroso, está bien levantarse a una hora determinada (y antes del mediodía). Por supuesto, no tiene que seguir levantándose a las 6 a.m. para anticipar los atascos de tráfico y asegurarse de llegar a tiempo al trabajo. Pero si consigues levantarte antes que tus hijos, te puede dar unas horas tranquilas;) Tratar de no pasar la mitad del día durmiendo merece la pena.

Habíamos hablado de ello en un Artículo anterior, planifica tu día con antelación para tener una buena visión general de tus tareas: si lo haces bien, evitará que te disperses y podrás mantenerte concentrado.


Cuando finalmente logramos ponernos manos a la obra, ¿cómo podemos mantenernos al tanto, al menos por un tiempo mínimo? Obviamente, es más fácil si puedes estar tranquilo: puede ser necesario un pequeño informe a los demás habitantes de la casa para pedirles que te dejen solo por un tiempo. Entonces cada uno tiene su propia estrategia: para los más jóvenes, es como cuando estudias para tener algún control, estás acostumbrado. Para aquellos de nosotros que no hemos estudiado durante algunos años, ahora es el momento de profundizar en nuestra memoria para encontrar los reflejos adecuados. ¡Encuentra la motivación adecuada!


¡Finalmente, un poco de deporte no puede hacerte daño! Incluso en interiores, hay algunos ejercicios prácticos que puede hacer con lo que tiene en casa. También puedes cargar una bolsa de bolsillo a botellas de agua para hacer una mancuerna ;-) Cuida también tu dieta (ahora o nunca): comer demasiado rico o en demasiada cansa nuestro cuerpo y nos impide dormir bien por la noche.



Es importante aprovechar este tiempo al máximo, pero recuerda seguir el ritmo;) ¡Cuídate y quédate en casa!


(Pequeña aclaración, obviamente solo estamos hablando de preocupaciones relacionadas con este cambio de ritmo. Para cualquier problema real relacionado con la concentración o el sueño, ¡es mejor consultar a un profesional!)